Saltar al contenido

6 semanas para ser un pibón

29/09/2014

Venice A. Fulton ha presentado un libro que causa furor entre los radicales en pérdida de peso. Se llama «6 semanas para ser un pibón«, en inglés «Six weeks to OMG». Algunas de sus principales directrices son algo estrambóticas pero, aunque no lo parezca, tienen una base científica de poder funcionar.

Lo primero que recomienda son baños de agua fría por la mañana durante 15 minutos.

Realmente someter ncara-ice-bathuestro cuerpo a una drástica bajada de temperatura activa el metabolismo y hace que nuestra fuente de calor, la quema de grasa, se revolucione. Está demostrado que es sumamente efectivo pero falta acostumbrarse a las bajas temperaturas, algo que puede ser difícil sobre todo en invierno.

Otra directriz es no desayunar. Esto es algo que en deportes extremos como el culturismo sólo se hace en fechas muy cercanas a la competición, ya que aunque sí es efectivo para quemar grasa, conlleva una pérdida de masa muscular bastante importante. Después de 8 horas de ayuno el cuerpo está descargado de aminoácidos así que ¿de dónde los va a conseguir? De nuestro músculo. Se produce una degradación muscular y de grasa para podernos abastecer ante el ayuno al que estamos haciendo.

El siguiente paso es tomar 2 tazas de café en ayunas. Esta sustancia activa el metabolismo y ayuda a quemar grasa, al igual que el té, durante todo el día.

Otro consejo que Venice A. Fulton  nos da en su libro es realizar sólo 3 comidas.

granos-de-cafe,-taza-de-cafe-164224

En este punto hay que tener mucho cuidado porque lo cierto es que la mejor forma de tener activado el metabolismo es realizar de 5 a 6 comidas diarias, y en pequeñas cantidades, o en cantidades ajustadas a tu gasto calórico. Posiblemente base la dieta en 3 comidas consistentes y después en 2 o 3 tentempiés, tipo barritas o algo similar. Comer sólo 3 veces implicaría hacer comidas demasiado abundantes, lo que conllevaría, entre otras cosas, digestiones más pesadas y pérdida de energía entre comidas.

Las 3 comidas podrían estar dirigidas a deportistas, que posiblemente tengan una o dos sesiones de duro esfuerzo físico, con lo que focaliza dichas comidas 2 horas antes del entrenamiento y justo después del mismo. Estas comidas serían más copiosas que las que una persona con una vida sedentaria o que hace deporte de poca intensidad puede asimilar.

¿Qué conclusiones sacamos de este libro?

Este libro abarca algunos aspectos interesantes pero lo cierto es que lo adecuado para una persona con una actividad normal es hacer 5 o 6 comidas al día. De esta manera estará activada durante todo el día.

Para perder peso y mantener tu figura ideal hay otras opciones. Una de ellas es el programa nutricional especializado Dieta Definitiva. Con este programa no va a ser necesario tener que ducharse con agua fría por la mañana, ni dejar de desayunar, ni hincharse a café en ayunas y por supuesto las comidas van a ser como a ti te gustan.

Tú eliges qué no te gusta comer: pescado, carne, verdura, etc. Lo que no quieras lo quitamos y además no vas a tener que ser un deportista de élite para poder perder peso.

Es una dieta exclusiva para ti y adaptada a tus preferencias y a tu modo de vida. Comer todo lo que te gusta en su justa medida. Y además es para siempre porque aprenderás qué alimentos te benefician y cuáles te están perjudicando a nivel genético.

Si has dejado de creer en poder perder peso, visita la página www.dietadefinitiva.es y realiza un test gratuito para que puedas saber si hay un programa efectivo para ti. El mejor momento para empezar es ahora.